Pan

El paisaje huele a pan. Hay un hombre, cerca del puente que cruza el río, que tiene un horno encendido en el fondo de su casa. Quienes lo han visto aseguran que sus manos, como si su trabajo fuese una extensión de sí mismo, son de pan. Él cocina todo el día: muele los granos,… Continúa leyendo Pan

Plaza

En la esquina de la plaza tres señores terminan de hablar. Uno pone en marcha su moto y mientras se sienta intercambia las últimas palabras con los otros dos que en un instante estarán caminando juntos sin darse cuenta de que un perro negro, chiquito y alargado irá detrás suyo.  Es domingo. La iglesia festeja… Continúa leyendo Plaza

Subimos

Había viajado con los párpados enceguecidos por el esplendor ocre del camino. Soltaba la mirada entre las ventanas del micro para escapar un poco de ese ambiente enceguecedor. Siempre el mismo color invasor. El lugar me tomaba de a poco. Trataba de quitar prejuicios de mi mano, mi ojo, y vaciarme. Tanta estructura estaba desarmando.… Continúa leyendo Subimos

Embudo

Me abro hacia el paisaje. Dejo salir el color, no me resisto. Dejo que pase a través de mí el caudal de su pena, la cobijo. Viajo todo el tiempo por los lugares donde quiero estar. Veo mi sombra aproximarse a mis pies, la veo irse, lejos, contra la penumbra. Que suerte, pienso, que no… Continúa leyendo Embudo