Difícil

Sigo pensando que en la opacidad de la vida dormida, la opacidad propia del recuerdo y del olvido, hay más claridad que en la vida despierta. Queda claro, por ejemplo, que vivir una vida es difícil. Digo una en vez de la porque los sueños, siguiéndoles el juego a Onetti y a Baldi, me muestran… Continúa leyendo Difícil

¿De dónde venís?

Vengo del sueño, de la oscuridad de mi cuarto, de los árboles de mi patio que el viento mete en la cocina mientras desayuno, de la vereda soleada, de entre las luces cálidas que se escapan de las sombras, de las sombras que atrapan las luces que no pueden escaparse, de los andenes, del polvo… Continúa leyendo ¿De dónde venís?

El mapa

Como mi compañero dormía, era yo el que iba despierto, sentado adelante, dándole charla al camionero, mientras cruzábamos un valle regado con lagos, en una hora incierta de la noche, mirando solo el fragmento de realidad que las ventanas enmarcaban, infinito y frágil, herido de reflejos y manchas de cielo salpicadas entre los cerros. No… Continúa leyendo El mapa

Luces de un 23 de Febrero de 2013

Quizás las impresiones de este día que estoy por anotar se deban a que estuve medio dormido a toda hora. –        De mañana bien temprano. Apenas unas horas después del amanecer. Caminé hasta la parada de colectivo probando un aire tan claro y espeso como la manteca. Avanzaba despacio. Las nubes jugaban a armar un… Continúa leyendo Luces de un 23 de Febrero de 2013

Así, como…

…una lanza a toda velocidad cortando el aire, como una flecha lanzada con la más calculada precisión, como  una hoja de otoño que se eleva de noche en una esquina y en su andar amarillo gira en una danza vertical, como la punta de los dedos de una bailarina que coronan certeros los movimientos del cuerpo entero… Continúa leyendo Así, como…