Entonces llueve

Entonces llueve. Llueve y mi cuarto se tira a dormir tapado por las gotas. ¿Qué soñará mi cuarto mientras duerme? El silencio se llena con un sonido entre homogéneo y diverso, parejo, rítmico, sostenido, y es al mismo tiempo, en esa repetición, otro silencio más fresco y azul. Entonces escucho. Escucho voces de perros y… Continúa leyendo Entonces llueve

Difícil

Sigo pensando que en la opacidad de la vida dormida, la opacidad propia del recuerdo y del olvido, hay más claridad que en la vida despierta. Queda claro, por ejemplo, que vivir una vida es difícil. Digo una en vez de la porque los sueños, siguiéndoles el juego a Onetti y a Baldi, me muestran… Continúa leyendo Difícil

Sueño // En la luz del día piso los rastros de mi sueño oscuro

Rastros de sueños quedan en la vida despierta. Son, de alguna manera, un camino. Más allá de todo el mundo de la interpretación de los sueños que Freud se encargó de orquestar, cual director de orquesta desempolvando instrumentos antiquísimos para afinarlos y tocarlos, creo que los sueños nos hablan de una manera muy íntima, con… Continúa leyendo Sueño // En la luz del día piso los rastros de mi sueño oscuro

Luces de un 23 de Febrero de 2013

Quizás las impresiones de este día que estoy por anotar se deban a que estuve medio dormido a toda hora. –        De mañana bien temprano. Apenas unas horas después del amanecer. Caminé hasta la parada de colectivo probando un aire tan claro y espeso como la manteca. Avanzaba despacio. Las nubes jugaban a armar un… Continúa leyendo Luces de un 23 de Febrero de 2013

Otro día que va

La sombra, la oscuridad, el frío cavernoso de mis sueños, o -como le dicen- la noche, se fue arrastrada por el viento. Los árboles, primero como chorros de tinta azules, y después – mar de hojas- como pétreas nubes grises, se instalaron en el campo; quietos, expectantes, perturbadores. Yo vi todo a través de las ventanas,… Continúa leyendo Otro día que va