El camino que sube hasta la cruz 4- El sueño de un camino y una cruz

-¿Qué es eso que hay ahí? -¿Dónde? -Allá arriba, en la montaña. -No veo nada. -En ese cerro, el que está debajo de una nube alargada, sacale una foto y hacele zoom. Cuando ampliamos la foto en la pantalla, apareció, blanca y solitaria, plantada en lo alto, una cruz. Su presencia, aislada, inmutable, empezó a… Continúa leyendo El camino que sube hasta la cruz 4- El sueño de un camino y una cruz

El camino que sube hasta la cruz 3 – Noches

La habitación tiene ocho camas. Son cuatro cuchetas. En una cama hay dos camperas, una azul de polar y un rompevientos verde. En otra hay un mate, vacío, casi limpio, no muy lejos de un tapper que tiene alrededor una constelación de palitos de yerba. En otra hay un libro escrito en otro idioma, parece… Continúa leyendo El camino que sube hasta la cruz 3 – Noches

El camino que sube hasta la cruz 2 – Luces

En la esquina de la plaza tres señores terminan de hablar. Uno pone en marcha su moto y mientras se sienta intercambia las últimas palabras con los otros dos que, en un instante, estarán caminando juntos sin darse cuenta de que un perro negro, chiquito y alargado, los habrá empezado a seguir desde esa misma… Continúa leyendo El camino que sube hasta la cruz 2 – Luces

El camino que sube hasta la cruz – 1 Reminiscencias

A veces, cuando camino y voy un poco allí un poco acá y sopla algo de viento que me hace ladear la mirada, o subirla, o bajarla, y en esos movimientos giro y me encuentro con otra parte de la calle, como una ventana, y veo a una persona o cualquier otra cosa hasta que… Continúa leyendo El camino que sube hasta la cruz – 1 Reminiscencias

Recuerdos del futuro

Otros me ayudan a pensar; siempre. Cardenal, Fogwill, Borges, Saer, Blas de Otero, los niños… A pensar que los sueños son el pasado, la memoria, el recuerdo. A pensar, algún mediodía de viento y transparencias, en que si hay varios universos y realidades, los sueños sean tal vez lo único que sabemos de esas otras… Continúa leyendo Recuerdos del futuro

Desde el asiento de atrás

-¿Me dormí? -Sí, al principio. Atardecía, o terminaba de atardecer. Acostado en el asiento de atrás, sólo veía las copas de los árboles que asomaban detrás del parabrisas. Pasaban rápidas y estallaban, cada tanto, por los reflejos de un sol que se ponía cada vez más intenso mientras más avanzábamos hacia la parte oscura del… Continúa leyendo Desde el asiento de atrás

Caminar entre la lluvia es soñar despierto

Es de noche. Me asomo a la ventana de mi cuarto y veo llover. Ya no sé si lo que relato es sueño o no. Domingo. Víspera de un feriado. Doble sábado. Todos y nadie afuera. Yo, adentro, muy adentro, tal vez más adentro de la imagen que alguien, a simple vista, si me viera… Continúa leyendo Caminar entre la lluvia es soñar despierto

¿De dónde venís?

Vengo del sueño, de la oscuridad de mi cuarto, de los árboles de mi patio que el viento mete en la cocina mientras desayuno, de la vereda soleada, de entre las luces cálidas que se escapan de las sombras, de las sombras que atrapan las luces que no pueden escaparse, de los andenes, del polvo… Continúa leyendo ¿De dónde venís?

Ciudad soñada

Lo más difícil fue escapar. Correr por la Ciudad soñada de Klee me dejó sin piernas. El espacio se espesó hasta que sufrí el peso de la pesadilla. Me costaba avanzar, corría y sentía que mis piernas, mis brazos, mi torso, sometidos a otra voluntad, invisible, que me absorbía desde atrás, retrocedían. Trataba de alcanzar… Continúa leyendo Ciudad soñada

Sueño // Arrastrado

El cielo parecía arder sobre dos autopistas partidas que se terminaban abruptamente como un muñón lleno de cicatrices y se levantaban sobre mi cabeza, recortándose negras y despegándose de la ciudad atravesada por la rambla que resplandecía como una serpiente de fuego y se fundía, a un costado, con el mar titilante y violáceo. Dibujé… Continúa leyendo Sueño // Arrastrado