Tres cuadras

Bajé del colectivo. Mis sentidos se desperezaron. Sentí la noche y la lluvia en la cara, después de haber estado viéndolas a través de una ventana por casi una hora. Las luces de la remisería y del café se fragmentaban en la calle mojada. El silencio me recibió casi llegando a la primera esquina. Tres… Continúa leyendo Tres cuadras

Entonces llueve

Entonces llueve. Llueve y mi cuarto se tira a dormir tapado por las gotas. ¿Qué soñará mi cuarto mientras duerme? El silencio se llena con un sonido entre homogéneo y diverso, parejo, rítmico, sostenido, y es al mismo tiempo, en esa repetición, otro silencio más fresco y azul. Entonces escucho. Escucho voces de perros y… Continúa leyendo Entonces llueve

Caminar entre la lluvia es soñar despierto

Es de noche. Me asomo a la ventana de mi cuarto y veo llover. Ya no sé si lo que relato es sueño o no. Domingo. Víspera de un feriado. Doble sábado. Todos y nadie afuera. Yo, adentro, muy adentro, tal vez más adentro de la imagen que alguien, a simple vista, si me viera… Continúa leyendo Caminar entre la lluvia es soñar despierto