El otro tiempo

En el fondo de su casa, el hombre había puesto ladrillo sobre barro y barro sobre ladrillo hasta construir su obra. Algunos la vieron parecida a un nido, otros a un anfiteatro circular, hasta se habló de un coliseo sin entradas ni salidas donde solo había fatalidad. Pero el tiempo, más fatal todavía, llenó de… Continúa leyendo El otro tiempo