Mis sueños con Dani: VIII. El ensayo 2/8

​El último pasillo del laberinto termina con una puerta de vidrio. Detrás, resplandece, enceguecedora, la luz de la mañana. Antes de salir, en una ventanilla, pido un remis. Una voz de mujer me responde que hay cincuenta minutos de demora. Salgo por la puerta, decicido a tomar un colectivo. Desde la calle, miro por última… Continúa leyendo Mis sueños con Dani: VIII. El ensayo 2/8

Propuesta de observación 1: el colectivo en un día de cielo sin nubes

Subimos a un colectivo un mediodía luminoso, ventoso y templado. Tarea para el viaje: Asignar una escala de valores para el interior y otra para el exterior. Anotar las diferencias por mínimas que sean. En las paradas donde se vean árboles por las ventanas, concentrarse sólo en aquellas hojas que se ven por las ventanas… Continúa leyendo Propuesta de observación 1: el colectivo en un día de cielo sin nubes

Trenes y colectivos

Me avisan que hay paro de colectivos y cuando me pongo a pensar cómo volver a mi casa me asaltan, violentos, mis sueños de trenes y colectivos. Llegan todos juntos, como cuando uno espera tanto en la parada que después los colectivos llegan de a tres, de a cuatro, uno pegadito a otro, confundiéndose los… Continúa leyendo Trenes y colectivos

Guitarra dímelo tú

Portal: Una canción que pasaban por la radio que siempre está sonando apenas entro al club. Era temprano, el club recién empezaba su rutina; la mía había empezado –estaba por descubrirlo- varias horas antes. Levanté la cabeza y miré hacia los dos parlantes metidos en el hueco de la pared. Sonaba una canción que no… Continúa leyendo Guitarra dímelo tú

Tres cuadras

Bajé del colectivo. Mis sentidos se desperezaron. Sentí la noche y la lluvia en la cara, después de haber estado viéndolas a través de una ventana por casi una hora. Las luces de la remisería y del café se fragmentaban en la calle mojada. El silencio me recibió casi llegando a la primera esquina. Tres… Continúa leyendo Tres cuadras

Entonces llueve

Entonces llueve. Llueve y mi cuarto se tira a dormir tapado por las gotas. ¿Qué soñará mi cuarto mientras duerme? El silencio se llena con un sonido entre homogéneo y diverso, parejo, rítmico, sostenido, y es al mismo tiempo, en esa repetición, otro silencio más fresco y azul. Entonces escucho. Escucho voces de perros y… Continúa leyendo Entonces llueve

Caminar entre la lluvia es soñar despierto

Es de noche. Me asomo a la ventana de mi cuarto y veo llover. Ya no sé si lo que relato es sueño o no. Domingo. Víspera de un feriado. Doble sábado. Todos y nadie afuera. Yo, adentro, muy adentro, tal vez más adentro de la imagen que alguien, a simple vista, si me viera… Continúa leyendo Caminar entre la lluvia es soñar despierto

Pollito

Tuviste no sé cuántos cuerpos, pero eras vos. Yo sacaba fotos en el tinglado de la escuela. Los nenes interpretaban distintos bailes folklóricos y yo les sacaba fotos. Para el carnavalito me puse bien delante del público, contra el escenario. Se me empezó a destartalar la cámara. Los botones, a medida que los apretaba, se… Continúa leyendo Pollito

¿De dónde venís?

Vengo del sueño, de la oscuridad de mi cuarto, de los árboles de mi patio que el viento mete en la cocina mientras desayuno, de la vereda soleada, de entre las luces cálidas que se escapan de las sombras, de las sombras que atrapan las luces que no pueden escaparse, de los andenes, del polvo… Continúa leyendo ¿De dónde venís?

Sueño // Sin saber

Lo que no entendía era por qué tenía las entradas en mi mochila ni por qué eso me hacía sentir aliviado. Las había guardado como si fuera su guardián, como si hubiera heredado la responsabilidad de cuidarlas. Las entradas ya estaban vendidas, se las guardaba a las personas que iban a ir al partido de… Continúa leyendo Sueño // Sin saber