En el río

Agus juega con las priedecitas del río. Lu me las pasa, las dejo en mi mano y él las toma de a una para lanzarlas al agua. Estamos sentados en una piedra grande que da a la corriente imparable. Cuando las piedras terminan de sumergirse, festejamos y él aplaude. Las mira, les habla, quiere llevárselas… Continúa leyendo En el río

El valle azul

Flores lilas, algunas más azules, otras más rojizas (centelleo violeta). Blancas. Blancas con un leve tono amarillento. Amarillo verdosas. Celestes. Frondas de azul pálido, verde claro y neutralizado, con tintes marrones. En lo alto, como copas o pompones, teñidas de un verde amarillento intenso, como si abajo se hubieran decolorado, aunque hay otros árboles coronados… Continúa leyendo El valle azul

Llegar

El camino hacia la casa fue en subida. Desde el auto no nos dimos cuenta que nos adentrábamos en un valle silencioso. El sol, blanquecino, aquietaba la ruta y embotaba los sonidos. Después de descargar nuestro equipaje y las provisiones que habíamos comprado cerca de la terminal, comimos y nos acostamos. Sueño: me sueltan, como… Continúa leyendo Llegar

En viaje

La noche en el micro fue entrecortada. Desperté muchas veces: primero mientras Agus dormía sobre Lu, después cuando dormía sobre mí. Siempre bajo el mismo vidrio oscuro, como si no hubiera campo ni cielo ni nada detrás de esa pared negra. El reloj del micro daba las ocho de la mañana, imposible con esa oscuridad… Continúa leyendo En viaje

De cómo el remisero y el pasajero hablaron sobre el ansé, la lluvia, la televisión chatarra y los edificios

-¿Vio el policía que avece etá? taban haciendo trámite entonce yo me arrimo y le digo al policía le digo “mire, mi mamá, mi abuela le digo, aparte… hipertensa no va poder estar acá hasta las tre, cuatro de la tarde”; “no, está bien dice, ahora pregúntele ahí a uno de esto gordito”, me dice… Continúa leyendo De cómo el remisero y el pasajero hablaron sobre el ansé, la lluvia, la televisión chatarra y los edificios

El camino que sube hasta la cruz 4- El sueño de un camino y una cruz

-¿Qué es eso que hay ahí? -¿Dónde? -Allá arriba, en la montaña. -No veo nada. -En ese cerro, el que está debajo de una nube alargada, sacale una foto y hacele zoom. Cuando ampliamos la foto en la pantalla, apareció, blanca y solitaria, plantada en lo alto, una cruz. Su presencia, aislada, inmutable, empezó a… Continúa leyendo El camino que sube hasta la cruz 4- El sueño de un camino y una cruz

El camino que sube hasta la cruz 3 – Noches

La habitación tiene ocho camas. Son cuatro cuchetas. En una cama hay dos camperas, una azul de polar y un rompevientos verde. En otra hay un mate, vacío, casi limpio, no muy lejos de un tapper que tiene alrededor una constelación de palitos de yerba. En otra hay un libro escrito en otro idioma, parece… Continúa leyendo El camino que sube hasta la cruz 3 – Noches

El camino que sube hasta la cruz 2 – Luces

En la esquina de la plaza tres señores terminan de hablar. Uno pone en marcha su moto y mientras se sienta intercambia las últimas palabras con los otros dos que, en un instante, estarán caminando juntos sin darse cuenta de que un perro negro, chiquito y alargado, los habrá empezado a seguir desde esa misma… Continúa leyendo El camino que sube hasta la cruz 2 – Luces

El camino que sube hasta la cruz – 1 Reminiscencias

A veces, cuando camino y voy un poco allí un poco acá y sopla algo de viento que me hace ladear la mirada, o subirla, o bajarla, y en esos movimientos giro y me encuentro con otra parte de la calle, como una ventana, y veo a una persona o cualquier otra cosa hasta que… Continúa leyendo El camino que sube hasta la cruz – 1 Reminiscencias