Mis sueños con Dani: VIII. El ensayo 3/8

​Vuelvo a quedar solo en esa porción de ruta que la luz potente de la mañana me permite ver. Todo lo demás (aquello que se aleja, gradual, de mis ojos) se borra en un blanco incandescente. Solo quedan las dos paradas, la ruta, la calle transversal, la vereda, el cartel de la remisería, la fachada… Continúa leyendo Mis sueños con Dani: VIII. El ensayo 3/8

Mis sueños con Dani: VIII. El ensayo 2/8

​El último pasillo del laberinto termina con una puerta de vidrio. Detrás, resplandece, enceguecedora, la luz de la mañana. Antes de salir, en una ventanilla, pido un remis. Una voz de mujer me responde que hay cincuenta minutos de demora. Salgo por la puerta, decicido a tomar un colectivo. Desde la calle, miro por última… Continúa leyendo Mis sueños con Dani: VIII. El ensayo 2/8

Mis sueños con Dani: VIII. El ensayo 1/8

Este es un sueño largo de fines de Abril de 2016. Para poder retenerlo en mi memoria, una mañana, exhausto de haberlo soñado, lo separé en ocho partes. El encuentro y el desencuentro lo atraviesan. Avanzamos por los pasillos de un laberinto de ligustrinas. Él va adelante, rozando apenas, como un niño, las hojas y… Continúa leyendo Mis sueños con Dani: VIII. El ensayo 1/8

Mis sueños con Dani: VII. El colectivo

​El tiempo de demora que llevan los colectivos -y que puede verse, a veces, con un menos delante, en la pantalla del conductor- es comparable a una bola de nieve. Mientras más avanza en el trayecto, más enorme es. Por lo tanto, si el recorrido que uno hace entre parada y parada -digamos entre A… Continúa leyendo Mis sueños con Dani: VII. El colectivo

Mis sueños con Dani: IV. El pandeiro

Febrero 2016 Hay otros sueños con apariciones fugaces, de actor de reparto. Aparece a los lejos en un supermercado, me saluda y desaparece tras una góndola lejana, lo busco y no lo encuentro. Salgo de una reunión en un aula del colegio y lo veo pasar rápido y elegante por el pasillo. Su mezcla de presente… Continúa leyendo Mis sueños con Dani: IV. El pandeiro