Propuesta de observación 16: las luces de la calle a la noche

“Las luces que saltan a lo lejos no esperan que vayas a apagarlas jamás” Spinetta, La sed verdadera Siempre viene a mí la música del flaco cuando veo las luces de la calle puntear la noche. Existen para iluminar las ciudades, la mirada, la imaginación y el recuerdo. Al verlas recuerdo el mar, no sé por… Continúa leyendo Propuesta de observación 16: las luces de la calle a la noche

Propuesta de observación 15: el pasaje de un lugar a otro

Es notable lo acostumbrados que estamos a pasar de un lugar a otro. Por ejemplo: salgo de mi casa (paredes blancas, techo alto, poco mueble, mucho libro), salgo –y perdón por la insistencia-, pero salgo, así, de una, paso por debajo de la puerta y ¡zas!, salí, como por arte de magia, como si no… Continúa leyendo Propuesta de observación 15: el pasaje de un lugar a otro

Propuesta de observación 14: tus cosas de siempre

Mirá tus cosas, tus cosas de siempre. Lo más común que pueda aparecer en tu casa, aquello que ya es costumbre y son parte del paisaje habitual de tu casa. Pero mirá con profundidad, llegando más allá, hasta el origen. Yo probé con la comida de esta noche. Mirá: Las empanadas que acabo de comerme… Continúa leyendo Propuesta de observación 14: tus cosas de siempre

Salas de espera

Hace tiempo, por puro capricho de la  tejedora de mi destino –o la de todos, desconozco si hay una universal o cada persona tiene la propia-, empecé a dibujar en las salas de espera de los hospitales y, a veces -muy pocas, cuando adentro la espera se me volvía plomiza- en la vereda, cerca de… Continúa leyendo Salas de espera

Propuesta de observación 13: tu cuarto

En el mar hay plantas que sobreviven a mordidas feroces. Plantas que comen plancton. Bocas que parecen manos sin palma, puro dedo. En el mar hay una vida que jamás conoceré. Debería haber nacido pez, o alga. En el mar hay peces que nadan como un cable pelado, juntos y enroscados. En el mar hay… Continúa leyendo Propuesta de observación 13: tu cuarto

Propuesta de observación 12: las personas que hablan y detienen el mundo  

“Desde un lugar que no conozco –o no recuerdo- vine a este mundo. Antes de ser esto que soy, era nada –o era todo aquello que me contenía y estaba latente en cada sangre, cada célula, cada grano de materia. Un día, no sé cuándo, volveré a ser nada –quedaré en lo que hice, en… Continúa leyendo Propuesta de observación 12: las personas que hablan y detienen el mundo  

Propuesta de observación 11: la forma de tu alma

No te busques más en el umbral para que sepan la forma de tu alma y que siga la melodía. Spinetta Salí a mi patio de noche y vi las flores. Pero no hay flores, me dirías si conocieras mi patio. Pero no dije “hay flores”, dije “las vi”. Y junto a ellas lo árboles… Continúa leyendo Propuesta de observación 11: la forma de tu alma

Propuesta de observación 10: Arandelas

En algunos colectivos, en los trenes, en los subtes, antes en algunos tranvías, de los caños donde los altos aferran sus manos, cuelgan arandelas. Arandelas, no manivelas. Ni agarraderas. Bailan la tarantela si el chofer acelera. Dicen no cuando frena. Tal vez cuando espera. Vení cuando piensa. Y sin certezas, cavilando, dibujan aureolas en tu… Continúa leyendo Propuesta de observación 10: Arandelas

Propuesta de observación 8: los lugares de siempre  

Cada tanto volvemos a los mismos lugares. Casi siempre solos, casi siempre de noche. Si alguna vez estás en una terminal de colectivos -porque la vida te puso ahí, o el recuerdo, o el aburrimiento- una medianoche de verano –porque el frío no te dejaría pensar- y falta más de media hora para que salga… Continúa leyendo Propuesta de observación 8: los lugares de siempre