Es de día

Mientras, las hojas siguen cayendo, una lluvia inesperada las despertó en la madrugada y las puso a caer en las esquinas, entre los esqueletos de los edificios en construcción, sobre las bicicletas, desde los balcones. Se corre una espalda como se abre una puerta y aparece ella sonriendo con un fondo de locomotoras y arrecifes… Continúa leyendo Es de día

Diálogo entre el retroproyector y la mochila

El destino los juntó, una mañana silenciosa, en la biblioteca. El retroproyector, después de mirar a la mochila derrumbada en la silla, como doblada por el cansancio, fue el primero que habló: -Siempre imaginé que debe de ser cansador vivir a espaldas de los hombres, cargando su peso, viviendo en trenes, habitaciones de hoteles, escaleras… Continúa leyendo Diálogo entre el retroproyector y la mochila

Los deshojados

Salí a caminar por mi barrio. Es otoño y las hojas de los árboles alfombran la calle. Sólo pude ver las hojas cayendo como lágrimas. Una pareja mayor barría la calle enérgicamente, tanto él como ella se empecinaban en quitar cada hojita del frente de su casa. Cada tanto bufaban y decían: -Las hojas secas… Continúa leyendo Los deshojados

A lxs pintorxs les quiero hablar

A lxs pintorxs les quiero hablar: a los hombres y a las mujeres que en esta tierra eligen pintar o morir, no a quienes les interesan los comentarios sobre su obra más que su búsqueda estética, no a los que trabajan sin reflexionar sobre la esencia de su materia. Tierra de pintorxs para la foto… Continúa leyendo A lxs pintorxs les quiero hablar

El otro tiempo

En el fondo de su casa, el hombre había puesto ladrillo sobre barro y barro sobre ladrillo hasta construir su obra. Algunos la vieron parecida a un nido, otros a un anfiteatro circular, hasta se habló de un coliseo sin entradas ni salidas donde solo había fatalidad. Pero el tiempo, más fatal todavía, llenó de… Continúa leyendo El otro tiempo

Picaduras

En el sueño acompañaba a una pareja a comprar ropa barata a una feria. Pusimos cada cosa en su lugar, pero la rosa, escalfada, no se dejó tocar, le decía ella a él. Hablaban solos, yo caminaba a sus espaldas, pasaba entre sus omóplatos como por el cauce de un río.  Los puestos de la… Continúa leyendo Picaduras