Sueñeando

Doy vuelta una página como mi pié encara un nuevo paso como mi mano gira una llave como mis ojos se abren de noche como mi boca se abre para decir, muda, una palabra que antes no sabía.

A veces nos vamos sin avisar, como arrancados por un rayo del lugar donde estamos, desprendiéndonos de la realidad y soltando, como dicen, las amarras. Caminar por la calle o estar parados da lo mismo, como subirnos a un colectivo o quedarnos con el brazo levantado en la parada. Ya no estamos ahí. Los sentidos que nos mantenían atados se queman por ese rayo que nos lleva, como si la conciencia se nos fuera a otra parte y un cuerpo, tal vez el nuestro, quedara boyando en el continuo fluir de una realidad olvidada.

Así se viven y se reviven los sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s