La luz detrás de los párpados

Tal vez un día ya no comprenda estos signos que dejo con tinta sobre el papel. Tal vez abra mis cuadernos y sean un dibujo más, otro meandro frágil, precario, otra cosa que mi mirada no podrá sostener. Como los árboles de esta tarde, titilantes, a punto de romperse, de estallar con todo el cielo,… Continúa leyendo La luz detrás de los párpados

¿De dónde venís?

Vengo del sueño, de la oscuridad de mi cuarto, de los árboles de mi patio que el viento mete en la cocina mientras desayuno, de la vereda soleada, de entre las luces cálidas que se escapan de las sombras, de las sombras que atrapan las luces que no pueden escaparse, de los andenes, del polvo… Continúa leyendo ¿De dónde venís?

Flores

-¿Tenés caléndulas? -Pero mirá que Georgia O´Keeffe nunca pintó caléndulas. -No importa, yo quiero caléndulas. -No tengo. -¿Y de las que pintó Georgia O´Keeffe? -Tampoco. Me quedé parado delante del zapatero sin saber qué decir. Había entrado en la zapatería a comprar flores para plantar en mi patio. Al zapatero tal vez no le importaba… Continúa leyendo Flores

Lados

Dos lados de un mismo sueño que me hacen pensar en la sencillez de la vida soñada: siempre se muestra fragmentaria e incierta; no como la vida despierta que nos endulza con su “tangibilidad”, como los espejitos de colores que les daban a los indios, y solo es penumbra sobre penumbra. Lado A Caminaba con… Continúa leyendo Lados

Vidas

Aunque nadie niega que la cosa sea al revés, hasta donde sabemos, la vida dormida existe porque existe la vida despierta. Esta relación es compleja y casi siempre la naturalizamos sin indagar demasiado porque, pensar en ella, es, de alguna manera, pensar en la muerte. La vida dormida y la vida despierta, como todas las… Continúa leyendo Vidas

Cada 12 años

Al pibe lo metían en un departamento y lo encerraban en un cuarto que tenía una cama y una mesa, lo acostaban en la cama y en la mesa dejaban una caja llena de jeringas infectadas de virus letales. Lo habían sacado de una clínica para matarlo de a poco, pero el pibe, consciente de… Continúa leyendo Cada 12 años

Espacios

Me puse a dibujar los espacios recurrentes de mi vida dormida con el propósito de hacer, con el tiempo, una especie de relevamiento topográfico de estas tierras soñadas o, como diría Felisberto, de la memoria. Futuristas Cada tanto tengo sueños en un futuro incierto. No hay en el sueño ningún indicio, pero yo sé que… Continúa leyendo Espacios