Nor( )te y -mis- espa( )cios va( )cíos

El norte es, casi sin excepción, en cada uno de sus recovecos, un espacio vacío. El viento no suena. Vas caminando y tenés la sensación de ser acariciado de repente y después el polvo se levanta hasta que te lo confundís con tus propias manos. Vas caminando y tus zapatillas suenan con un leve “crunch, crunch”, como si las pisadas masticaran la crocantez del suelo. Si algo se escucha viene desde muy arriba o muy abajo. Se sacuden pastos, bosteza el cielo; cuchichea el agua, se lamenta un pájaro. En el medio: nosotros. Mirando, demasiado grandes para estar a la par del agua y demasiado chicos para sopesar el vuelo áureo de los pájaros; demasiado pobres para abrazar el cielo y demasiado inútiles para comprender una sola flor. Quedamos en el vacío mismo, chuecos, a medio camino. Es la cuenca del norte un vientre para acurrucarse y contemplar lo vacío.

Un baldazo de luz despega una pared del resto del paisaje. Los ladrillos descascarados parecen cocinados en la misma olla donde se fritan las empanadas. A las paredes se las come el viento, a mordiscones. Los ladrillos vuelven a la tierra, ruedan y se desintegran hasta fundirse con las orillas de los ríos, se humedecen, vuelven a ser barro y deambulan por la quebrada hasta que otra pala les vuelva a dar forma de ladrillo y otras manos los estampen en una nueva pared. Es por eso que una casa está hecha de todas las casas, como los hombres de todos los hombres, y nada anda por ahí librado a su suerte. Es por eso que siempre volvemos a esperar, a sentir el cuerpo cansado, a caminar temprano por una calle desierta, a sentir el frío y la oscuridad.

Uno de los espacios vacíos más grandes que existen es la oscuridad. El norte y su noche profunda son el espacio al que vuelvo una y otra y otra vez cuando esto que llamamos realidad –o vida- empieza a desintegrarse como aquellas paredes y no sé dónde irá a parar tanto polvo o qué quedará frente a mí cuando el viento se lo lleve del todo.

(Ruido de viento)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s