Más lluvia.

Detrás de la ventana de mi cuarto llueve. Adentro el Gato Barbieri entibió la habitación. Termino un vaso y me sirvo otro. Un par de minutos atrás mi cuerpo y el paraguas se multiplicaban contra la vereda y las paredes de las casas. Se repetían muchas veces sobre sí mismos. Algunos “yo” eran más difusos,… Continúa leyendo Más lluvia.

Otro día que va

La sombra, la oscuridad, el frío cavernoso de mis sueños, o -como le dicen- la noche, se fue arrastrada por el viento. Los árboles, primero como chorros de tinta azules, y después – mar de hojas- como pétreas nubes grises, se instalaron en el campo; quietos, expectantes, perturbadores. Yo vi todo a través de las ventanas,… Continúa leyendo Otro día que va