Abrazo grupal

Estamos buscando un espacio en el tiempo, un espacio que haya sido nuestro, tuyo y nuestro, para convertirlo en ancla; y a partir de ese centro, encender todos nuestros nosotros, todos nuestros  mañanas, y llegar hasta hoy, hasta este preciso momento en que las palabras están apareciendo y vos estás, no importa dónde, pero en lo más triste de lo triste.

Así que, ancla de pies y manos,  potente montaña germinadora, núcleo vivo del desvivirse humano, vibrá, vibrá, porque ella anda mal y necesita de una presencia más que física, más que sonora, más que un simple “sabés que podés contar con nosotros”.

No se nota, pero en este momento estamos saliendo de nosotros, viajando en luz diseminada, cayendo áureos en el rocío de la noche, allá, cerca y en todos tus lugares, en todas las galerías, hoy desiertas, que tu alma ve llenarse de miedo y frío.

No hay más nada, el dolor es siempre compartido.

Abrazo grupal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s